12/6/17

Reseña: Después del bosque, Kim Savage

Queridos lectores:

Hace mucho tiempo leí una reseña de este libro. Me llamó la atención absolutamente todo, desde el título, pasando por la sinopsis, hasta la portada. Cuando lo vi en la biblioteca no dudé ni un segundo. ¡Tenía que ser mío! Os cuento entonces.







FICHA TÉCNICA

Título original: After the woods
Autora: Kim Savage
Traducción: Eva González Rosales
Categoría: Independiente
Páginas: 348
Género: Thriller
Editorial: Hidra
ISBN: 978-84-16387-33-5
PVP: 16,50€







SOBREVIVIR FUE SOLO EL PRINCIPIO.

¿Arriesgarías tu vida para salvar la de tu mejor amiga?
Cuando un desconocido intentó secuestrarlas a ambas, Julia luchó contra él y su amiga Liv logró escapar. Julia tuvo que permanecer escondida en el bosque durante una terrorífica noche que recuerda solo en parte. Un año después, Liv parece decidida a dinamitar su amistad. Y, además, acaba de aparecer el cadáver de una chica en el mismo bosque. Julia necesita comprender qué está pasando. Y sus aliadas en su búsqueda de la verdad serán una insistente periodista que quizá no merezca su total confianza… y la madre del hombre que podría haber acabado con su vida.



No soy una experta en secuestros, ni mucho menos. No conozco a nadie en persona que haya sufrido tal desgracia, yo nunca he sido secuestrada (¡gracias a Dios!) y en mi vida he hablado con un secuestrador (que se sepa). Lo que sí aseguro es que he visto (películas, series…) y leído sobre varios secuestros. Como todo en la vida: algunos salen bien y otros, mal. Yo distingo tres fases:

  • La primera, en la que el secuestrador observa a su víctima (hablando de secuestros premeditados), estudia sus pasos, se aprende todas sus direcciones, investiga, hurga en su vida.
  • La segunda, en la que pasa a la acción y lleva a cabo el secuestro. Tensión, la policía busca a la víctima, los familiares están destrozados… 
  • Y la tercera fase. Puede ocurrir de dos maneras: encuentran al desaparecido (vivo o muerto) o no lo encuentran.

En Después del bosque la autora se centra en la tercera fase, modalidad: la chica está viva. Tenemos entonces a Julia Spunk, la víctima principal. Liv Lapin, víctima secundaria. Donald Jessup, el secuestrador. Kellan MacDougald, el hijo del policía. Paula Papademetriou, la periodista. Todos ellos inmersos en la tercera fase de Julia. 

Julia es un personaje que se encuentra en una situación delicada tras un episodio violento, o bien en una situación violenta tras un episodio delicado. Tiene lagunas del momento que vivió junto a su secuestrador, por eso podría decirse que es un personaje incompleto, le faltan cosas, cosas que son necesarias para comprenderla bien. Dicho de otro modo, Julia Spunk es complicada de entender. Muchas veces me ha costado congeniar con ella, pero hay que reconocer que se trata de alguien que ha sufrido mucho y no está recuperada del todo (si es que eso puede llegar a ocurrir), por lo que tampoco me lo tomo como algo realmente negativo.

«A veces creo que Donald Jessup no fue lo que me cambió. Lo que me cambió fue el bosque. Fue allí donde aprendí a vivir en el interior de mi cabeza.»

Liv (Olivia) Lapin es la mejor amiga de Julia. No se parecen en nada. Se trata de un personaje muy intrigante, está rodeada de sombras que impiden ver con claridad la verdad. Yo diría que es un personaje clave, la Incógnita. Julia es importante, pero Liv es la que aporta el punto final a la historia.

Kellan es un chico que aparece de vez en cuando y se esfuma de repente. Se supone que iba a ayudar y a apoyar a Julia en todo momento, al menos es la impresión que me ha dado al leer la sinopsis; sin embargo, a mí no me ha acabado de convencer. SPOILER. Afirma estar enamorado de Julia desde el secuestro. Le parece una chica maravillosa, fuerte y valiente. Todo eso está muy bien, ¿pero no es bastante morboso? Nunca se había fijado en ella, la secuestran y surge el amor de la nada. Lo que quiero decir es que no me ha resultado nada convincente esta "historia de amor". FIN SPOILER


«Los recuerdos reprimidos pueden quedarse reprimidos durante toda la vida. Son como semillas de brotes, no saldrán de la tierra a menos que llevemos a cabo algunos cuidados.»


Paula Papademetriou es un personaje muy influyente en Julia, una mujer decidida y firme. Ya que en la sinopsis no dicen mucho acerca de ella yo tampoco lo haré. Sólo diré que quizá haya sido uno de los personajes con los que mejor he congeniado. 

La narración es en primera persona, contada por Julia. En estos casos, saber qué piensa la víctima es muy favorable para analizar la situación, pero Kim ha sabido qué ocultar y cómo hacerlo, cuándo debían fluir los pensamientos de Julia. Esto ayuda a mantener la intriga y el suspense, esto y Liv. Porque recuerdo que Liv es la clave.

El desarrollo de la acción está bien repartido, nunca me he topado con fragmentos más densos y pesados. Un thriller bien equilibrado ya gana bastante, ¿no? No te suelta todo de golpe y te deja de repente sin aliento.

En conclusión, Después del bosque es una historia original, un primer vistazo basta para atraer tu atención. Aún así, podría haber sido mucho mejor, algunos personajes te dejan vacía y otros te rebosan, no hay un equilibrio entre ellos. Aunque la narración sí contribuye a mantenerte pegado al libro, por lo que alivia un poco el bache de los personajes. Y bueno, la portada es preciosa, ¿no creéis?


2 comentarios:

  1. Nunca me he sentido demasiado atraída por este libro así que no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que aunque la portada me parece preciosa y la historia no parece estar mal, lo dejo pasar porque hay algo que no me termina de llamar y ya tengo muchos libros pendientes jaja.
    Igualmente muchas gracias por la reseña ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¿Qué pasaría si no pudieras beber? Te morirías de sed, ¿no? ¿Y si no pudieras comer? Te morirías de hambre. Pues mi blog necesita tus comentarios para poder seguir vivo. ¡Necesita comentarios ricos y elaborados! Nota: ¡el spam le provoca indigestión!