5/7/17

Reseña: El nombre del viento, Patrick Rothfuss

Queridos lectores:

Este libro puedo decir que es uno de esos que has requetevisto en librerías, blogs, bibliotecas, redes sociales… y no te decides a leerlo hasta que alguien tiene que animarte a ello. Y menos mal que a mí me lo recomendó una amiga, porque de no leerlo me habría perdido una maravillosa historia.




FICHA TÉCNICA

Título original: The name of the wind. The king killer chronicle: Day one.
Autor: Patrick Rothfuss
Traducción: Gemma Rovira Ortega
Categoría: Trilogía (1º)
Páginas: 872
Género: Fantasía
Editorial: Debolsillo (megustaleer)
ISBN: 978-84-9908-207-9
PVP: 10,95€ (bolsillo) 22,90€ (tapa blanda con solapa) 24,90€ (tapa dura con sobrecubierta) 








En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe# músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.
Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando.
«Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.»
«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
«Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»




Este best-seller de Patrick Rothfuss nos sitúa en un mundo fantástico en el que el protagonista, Kvothe, nos narra su historia, una historia de cómo un niño debe aprender a ser listo, cauto y audaz para sobrevivir.

¿Qué me ha gustado? Mmm… ¿Se puede decir TODO?

Veamos, me ha gustado la estructura de la historia, es como un cuento, es un diálogo entre tú y el protagonista. El autor presenta al protagonista y el protagonista se presenta a él mismo, es él quien nos habla. Ya sé que tampoco es cosa del otro mundo pero esta historia contada directamente por el autor habría perdido mucho, al menos para mí.


«Un poeta es un músico que no sabe cantar. Las palabras tienen que encontrar la mente de un hombre si pretenden llegar a su corazón, y la mente de algunos hombres es lamentablemente pequeña. La música llega al corazón por pequeña o acérrima que sea la mente de quien la escucha.»


Me ha encantado ser partícipe de la historia y poder ser testigo de la evolución de Kvothe. Porque Kvothe, sin duda, es uno de los personajes que conozco que más evoluciona durante toda la novela.

A pesar de la extensión, se lee en nada. Y lo mejor, es fácil de recordar gracias a su estructura interna. Se pueden distinguir diferentes partes, cada una acorde a una etapa determinada de su vida. En mi opinión, esto es importante. Si te lees unas 800 páginas es para poder grabar en  tu memoria, como mínimo, la mitad. No me gusta leer un libro y a "x" meses darme cuenta de que no me acuerdo de casi nada. Es una terrible pérdida de tiempo.



«El poder está bien, y la estupidez es, por lo general, inofensiva. Pero el poder y la estupidez juntos son peligrosos. Una persona inteligente e irreflexiva es una de las cosas más aterradoras que existen.»

Otro aspecto a tratar es la amplitud respecto al contenido de la obra: no sólo te encuentras con una historia de fantasía, conoces a alguien y lo acompañas durante toda su infancia y adolescencia, descubres una historia de amor, otra de adolescentes (vida universitaria), acción… Es decir, se trata de una novela con una trama compleja y con altos niveles de adicción y de fácil asimilación. 

Lo único negativo que podría comentar son las "florituras" que añade a veces el autor. Descripciones enrevesadas que entorpecen la acción, por ejemplo. Puedes hacer algo bonito sin adornarlo en exceso.


«Las palabras son pálidas sombras de nombres olvidados. Los nombres tienen un poder, y las palabras también. Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres. Las palabras pueden arrancarles lágrimas a los corazones más duros.»

Tengo muchas ganas de continuar con la segunda parte, espero que siga en esta línea. He leído por ahí que supera a la primera, ¿es cierto? ¡Ojalá lo sea!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué pasaría si no pudieras beber? Te morirías de sed, ¿no? ¿Y si no pudieras comer? Te morirías de hambre. Pues mi blog necesita tus comentarios para poder seguir vivo. ¡Necesita comentarios ricos y elaborados! Nota: ¡el spam le provoca indigestión!